TOP 10 CINE 2014

Sin otra pretensión que ofrecer una lista de películas acorde con los
principios estéticos del blog y que a la vez que sea variada en
temática y procedencia, hemos confeccionado esta selección del 2014
con los títulos que han estado a nuestro alcance y más nos han
gustado. Un buen año creativo, habría que añadir, a tenor del número de candidatos que había al realizarla.

La
intención básica de toda película es contar una historia. La
capacidad descriptiva del lenguaje cinematográfico se asienta, fundamentalmente, en la pericia de la dirección, en unas buenas interpretaciones y un sólido guión original. Estas 10
películas reúnen los requisitos que se apuntan alcanzando cotas de
emoción y expresión únicas. Sin gestos forzados, sin dependencia narrativa de efectos
especiales, sin necesidad de ejercicios intelectuales ni fines doctrinales o subrayados de
estilo, la mayor parte de estas obras revelan facetas de la vida y la realidad a través
de un relato sencillo y transparente. De este modo, permite al aficionado
establecer relaciones con lo contado y las vidas de otros, gracias a
la frescura y la sutileza emocional del mensaje, pero también por la agilidad y verosimilitud con la que se expresa.
Es
Boyhood quizá la película del año que reúna con mayor claridad y destreza
estos apuntes. Como su título en español indica, Momentos de una
vida
son trazos de realidad que se van sumando, mostrando la
evolución de un niño y su entorno familiar hacia la madurez a lo
largo de un relato que se ha ido construyendo durante 12 años. Como
sucede con las lentas y precisas pinceladas que tardan lustros en
completar un cuadro de Antonio López, en vez de hiperrealismo en este caso lo que viene a ser el cine naturalista, la cambiante realidad del protagonista
queda ahí impresa. Algo que, a su manera, también sucede esto a la historia de una pareja
en El Pasado. Las huellas del tiempo hacen difícil toda
relación que ha sido interrumpida y distanciada por el tiempo y civilizaciones. El motivo del
encuentro que da origen al argumento es consumar un divorcio entre un comprensivo marido que llega desde
Teherán a la Francia actual donde vive su ex pareja, ya con hijos y nueva relación de por medio.
En
Nebraska encontraremos, en una excelente fotografía en
blanco y negro, un relato costumbrista en forma de road movie que
podían haber firmado los Cohen hace un par de décadas. Un hombre ya
mayor y con principio de demencia senil (enorme Bruce Dern) se empeña
en ir a cobrar un falso premio de 1 millón de dólares. Un tiempo
narrativo de pulso continuo y fresco empuja una historia en la que
padre e hijo recuperan su complicidad y amor en un viaje con dosis de
surrealismo en el delirante encuentro con el resto de la familia.
También en hermoso blanco y negro está hecha Ida, película
polaca que tanto se asienta en su belleza pictórica como en la
oscuridad histórica de la persecución nazi a los judíos. Dentro de
un convento, desde la conversión religiosa y la memoria de
pertenencia, Ida indaga en la desaparición de sus padres.
Cine,
decíamos, sin contradicciones, realizado con pulso ágil en una narración sólida, cine fiel a sí mismo. Así es también La Isla mínima, un
relato policial que como en su anterior Grupo 7 (finales de la
década de 1980 en la Sevilla previa a la Exposición Universal de
1992) describe, alrededor de una trama propia de cine negro originada por la desaparición de dos hermanas adolescentes, un mapa social que queda
atrapado en “un cenagal” que forma un pequeño laberinto de intereses y silencios cómplices. Entre las marismas del río Guadalquivir que podrían haber sido del río Misisipí, de nuevo situando la historia en el sur de
España, el argumento y sus personajes se ven envueltos
por un clima opresivo en un lugar y un tiempo confusos: la Transición
española, entre dictadura y democracia.  

De España y sus paisajes del sur empantanados a los prados verdes, la quietud y belleza evanescente de los cuadros de William Turner. Personaje genial de la pintura, grotesco, zafio e imprevisible en la vida, en Mr Turner la belleza adormecida de los paisajes del pintor tienen el contrapeso humano que interpreta un magnético Timothy Spall.

El
resto de nuestra lista integra cine de industria y cine de autor. Con
ello se ofrece una visión amplia de la creación actual, entre el imaginativo y fantástico mundo coral y de cuento, en una Viena que se despide del Imperio Austrohúngaro inspirada de Stefan Zweig, de Grand Hotel Budapest o la intriga y el suspense desplegado de manera rotunda y sutil, en todos sus oscuros recovecos de la personalidad de la protagonista, por el
autor de Seven en PerdidaEn otro extremo
estético y geográfico, la sobria Tangerines (mandarinas), largometraje adusto pero intenso y humano ambientado, siendo un film estonio, en una zona rural en guerra en la frontera oriental de una provincia de Georgia. La reconciliación entre partes enfrentadas, entendimiento
frente al odio y el sufrimiento de la pérdida que dejan los
conflictos bélicos sustentan esta obra pacifista que sucede en un
pequeña región del planeta.
El
año nos dejó noticias tan tristes como el fallecimiento, con 46
años, del actor con más talento de su generación: Philip Seymour Hoffman. Pérdida irreparable de un genio interpretativo que en
cada uno de los papeles que construyó, desde secundarios como en Boogie nights o La Guerra de Charlie Wilson a protagonistas tan complejos como CapoteThe Master, brilló de forma única. Se estrenaron de él este año God`s Pock y, sobre todo, El hombre más buscado, trama
de espías localizada en Hamburgo con el telón de fondo de una amenaza de terrorismo integrista.
La
ciencia ficción, al margen de la profusión de títulos dedicados a la destrucción del planeta o a los héroes de la Marvel, entregó una película de
tratamiento y temática original. Her se desarrolla en un
futuro cercano y traza las líneas de soledad en las que se mueve el personaje principal
cuando decide intentar llenar el vacío de una determinante ruptura
sentimental a través de su relación con un programa de inteligencia
artificial. 
Dentro del género, y tras Gravity el año pasado, tuvimos una película de ficción interesante sobre
viajes espaciales, la relatividad del tiempo y preguntas sobre si
estamos solos en el Universo. Con la ineludible huella de Odisea
2001 
de Kubrick se estrenó Interestelar. Por último, y dentro de este apartado de noticias, señalar que la
trilogía de El Hobbit llegó a su fin, tras completar, como sucedió
con el Señor de los Anillos, su tercera entrega. De este modo, se
supone, se pone fin a la voluminosa saga del mundo inventado por Tolkien.
Cada
uno de los títulos, colocados sin orden de preferencia necesariamente, tienen un enlace que lleva a su página en la
página de Filmaffinity en la que pueden encontrar el argumento, la
ficha técnica, extractos de varias críticas en otros medios y la valoración que
les dieron otras firmas. Que las disfruten.



Boyhood (Momentos de una vida)- Richard Linklater

Her-Spike Jonze


El pasado-Alghar Farhadi

La Isla MínimaAlberto Rodríguez

Ida- Pawel Pawlikowski

Nebraska-Alexander Payne