MARCUS ANTONIUS WESSELMANN

Piano Works

Moritz Eggert piano. Modernmusix- NEOS 2015. 11508-CD

 

A esta post era le corresponde un piano que cultiva estilos y autores referenciales que, desde la síntesis posmoderna más contrastada, han definido la creación actual. Estos podrían ser los minimalismos americanos, el jazz actual como creación instantánea estructurada y, en cuanto a un poliestilismo de gran calado pianístico, estarían los etudes de Ligeti escritos a finales del S.XX. Wesselmann (1965), por procedencia, generación e inquietudes, ofrece en este vibrante y vertiginoso trabajo algo que podría definirse como piano “post-minimal”, en línea con otros autores europeos como Graham Fitkin. Pero evitemos etiquetas inútiles… 

 

 

La música aquí contenida -eminentemente rítmica- combina tensión, densidades y movimiento articulados desde cierto automatismo que imprime empuje pero al mismo tiempo se expresa de forma espontánea. La manera de hacerlo está sostenida por un -llamémoslo- mecanicismo de construcción fractal en su expansión en patrones combinada con una base serial. Esta visión queda agazapada a medida que los temas se entregan a un esquematismo repetitivo (celdas-patterns) en el que aparecen interrupciones y alturas en su linealidad discursiva. Yendo desde el final al principio, la pulsación rítmica con ligeras o profundas variaciones definen la serie Solo 9, que incluye 10 piezas de febril trabajo aforístico. 

Solo 7-moto blues– presenta un cariz aditivo cruzado a un tiempo de 7/16 en el que el uso del pedal se ajusta con precisión a un desplazamiento llevado al colapso. Solo 6 tiene esa condición de repetición gradual pero admite una cara contrapuesta y atonal. Solo 5 abre el disco siendo la pieza más heterogénea. El arranque y un desarrollo trufado de contrastes, empujado por una desenvuelta yuxtaposición sincopada, entre irrupciones y bloques de acordes reiterativos, recuerda a un improvisador que asume a Ligeti: Craig Taborn.