En tan sólo 5 años de vida, mientras acumulaba experiencias y definía su nuevo sonido viajando por medio mundo, Gabacho Maroc ha renovado la mitad de sus miembros dejando atrás parte del nombre con el que se dio a conocer: Maroc-connection. No por casualidad, ese término dialogante del que prescinde sirve ahora de título para su segundo disco titulado Tawassol, que significa conexión. Por el camino, a medida que se alejaba de sus orígenes, los escenarios de jazz donde se dieron a conocer han dado paso a grandes citas internacionales de world music. La base hispano-marroquí se ha renovado trasladando su  eje de operaciones a Francia.

El sorprendente y contagioso sonido fundacional que recogía Bissara (2014),  con  su estudiado equilibrio entre tradición  subsahariana-bereber  y de fusión jazzística contemporánea (el Zawinul del Syndicate y de Salif Keita),  ofrecía una perfecta y variada combinación entre vigor rítmico, melodías contagiosas ampliadas en coros, polifonía en vientos y coreografía. En ese trabajo prevalecía el valor colectivo sobre el individual, acercándose, desde la modernidad de los arreglos y una contundente polirritmia, a formas arcaicas de expresión que son propias del ritual.  Hablamos de todo ello con más detalle, de sus comienzos, anécdotas e influencias propias, en una entrevista a su baterísta y mánager Vincent Thomas.

Han sido más de 100 conciertos entre disco y disco, entre país y país. Además de dar a conocer su música en el escenario, el reto de Gabacho, grupo interracial, es precisamente el de la integración de estilos desde un sonido orgánico. Sigue siendo una máquina perfectamente dispuesta para encajar ritmos y melodías sin que el resultado suene a pastiche. Ha aumentado el énfasis eléctrico y matizado los perfiles de género, pero el respeto a las tradiciones y su vocación “para todos los públicos” siguen estando en su esencia.

 

 Gabacho Maroc en Chauen. Desde casa, Hamid Moumen, voz y guembri, en primer plano. Vincent Thomas, batería y mánager, atrás del todo. Bissara fue acontecimiento musical y escénico en España en 2014.  Ahora  Tawassol presenta un sonido y una banda renovados. Destaca la incorporación del ud de Aziz Fayet, primero a la izquierda, manteniendo los dos saxos, bajo eléctrico, teclados, percusiones y n`goni. Fórmula infalible de precisión y color… Azul añil en este caso

 

Esa vocación comunicativa y contagiosa que tiene le permite construir temas que pueden considerarse hits a la primera escucha, siendo pese a ello los más representativos de su sonido. Hay cuatro, como los que había en  Bissara.  Al primero le precede una breve intro paisajística de lo que se oye en una medina, es Tawassol y une en puntos suspensivos el anterior disco con éste, a la vez que sirve para emprender el viaje. El viaje de Bouderbala (ver vídeo más abajo) es una fascinante pieza llena de color y de contrastes dinámicos provocados por el elemento narrativo de situar al protagonista en su historia. Las distintas partes que lo componen tienen un centro en el que aparece un sorprendente rap en francés. El segundo tema destacado es  Baraka, que significa Basta!, texto reivindicativo contra el poder político sin dejar de ser positivo y audaz.

Le sigue en ese orden Desertum, un hechizante blues del desierto perfilado no con guitarra sino con ud, lo que le da una sonoridad más oriental. La voz de Pascuala Ilabaca canta en español mientras el estribillo en árabe marroquí dice…”Sol del desierto, por favor, inclina la palmera”; Sol del desierto, por favor, prepara el camello para emprender el camino”. El cuarto y último “éxito” podría ser Amara Moussaoui. Cuenta la historia de un personaje perteneciente a la tradición popular gnawa. Ese conocido y amable comerciante se llama Amara y apellida Moussaoui, que significa “espíritu del mar”. Esta pieza tiene una estructura compleja con un principio formulado como pregunta-respuesta en el coro y guembri acompañado de karkabous, del que surgen trenzados melódicos y cambios de tiempos con acentos jazzísticos en metales en contraste con la línea alargada que dibuja el teclado.

Completan el disco Dara, que es como una lámpara mágica de la que salen uno tras otro Sting, Manu Katché, Youssou N`Dour y el teclado de Zawinul. También Laabid podría ser un hit  por su tono animado y festivo entre dub y reggae. Btassem es tema de laboratorio que suena al Real World de Peter Gabriel, uniendo lo celta (whistle irlandés) y lo vasco-francés con ritmos magrebíes. Mamariou es la conclusión en forma de canto coral y ritmo metálico acompasado de karkabous (en la tradición chaâbi),  asciende desde el rito a una explosión de libertad.

Tawassol, siendo una producción más trabajada,  mantiene la autenticidad energética y los argumentos de equivalencia respecto a Bissara en cuanto al equilibrio de estilos, mensajes y  distribución cualitativa de los temas. Pero sobre todo es un valioso retrato de las músicas mestizas de hoy que encierra, además, la invitación a una celebración colectiva en directo.

  

 “Bouderbala” es un bello y original vídeo de animación que conjuga imágenes reales. Cuenta la historia de un hombre así llamado, alguien mayor ataviado con el chech, gorro marroquí, que abandona toda ambición de poder y emprende un viaje buscado la sabiduría. La obra ilustra decorados de paisajes desérticos y de oasis en un contexto que avanza  y en el que los músicos de Gabacho salen de un escenario…Hay un rap central en francés en el que las caras de los músicos aparecen dentro de una tv.

 

GABACHO MAROC

Tawassol

Hamid Moumen : voz, guembri, Aziz Fayet : voz, oud, percusiones;  Frédéric Faure: percusiones africanas, n’goni, coros; Charly Rose: saxos, coro,  Illyes Ferfera: saxofones, coros; Pierre Cherbero: teclados, coros; Eric Oxandaburu : bajo; Vincent Thomas: batería.

Con  Jean-Philippe Rykiel – Keyboards  (3), Pascuala Ilabaca – Vocals (6), Ermanno Panta – Flute (6), Mixel Ducau – Alboka, tin whistle (8).  Grabado en Girona y Ustaritz (Francia). Les Arts Alliés 2017. 

                

Vídeo Bouderbala realizado por  Jordan T. Caylor y Raúl Lucas 

https://www.gabachomaroc.com