Con es cara de poema que tienes, Carl, enmarcado en color amarillo, si te echan miel y sal sale justo este disco. Es lo que tiene la música desenfadada pero perfectamente diseñada por Matt Wilson, que contagia. Para celebrar el 50 aniversario de su muerte, el baterista de sonrisa achinada presta su desbordante imaginación al “poeta del pueblo”, a “la voz de América”, como dejó dicho el presidente Lyndon B.Johnson, a Carl Sandburg (1878-1967). Autor poco conocido para los no estadounidenses, al menos para quien esto escribe, Sandsburg nace en Galesburg, Illinois, población cercana a Knoxville, la ciudad natal de Matt Wilson. Este vínculo supuso una toma de contacto temprana con su obra, aquí recitada por una ilustre lista de nombres del jazz como Christian McBride, John Scofield, Carla Bley, Bill Frisell, Joe Lovano Rufus Reid.

Excitante y contagioso, al mismo tiempo descriptivo del mensaje poético de las palabras, Wilson equilibra las dosis de sal y miel en una exposición cantada y recitada que adopta distintos escenarios musicales, o si lo prefieren estilos, festivos algunos de ellos. Como en todos sus trabajos, llama la atención la perfecta disposición conjunto, el color que obtiene de su combinación instrumental y funcional. Wilson, maestro de la modernidad popular en el jazz avanzado, perfila con esta estupenda banda (ver foto inferior) un sonido mestizo hecho de  sutiles gestos cromáticos, de detalles susurrados o verbalizados palabra por palabra y también de fiesta colectiva. Este sonido, su sonido, es un escaparate destilado, menos agresivo o forzado, del que ofrecía la escena new wave que ofrecía el downtown neoyorquino en la Knitting Factory en la que participó.

Así pues, su estilo sugiere una muy matizada mezcla de post free y patrones funk-soul con melodías country-folk-blues (la esencia de Ornette Coleman) y se caracteriza por un pulso ágil y concentrado, con capacidad animada y comunicativa al que no le falta factor lúdico . Un disco gozoso que puede pasar del carnaval de Río al Mardi Grass, las marchas procesionales infantiles o la hondura aislada a golpe de batería sola.

 

Foto John Abbott

MATT WILSON

Honey and Salt

Dawn Thomson: vocals, guitar; Ron Miles: cornet; Jeff Lederer: reeds, harmonium, voice; Martin Wind: acoustic bass, voice; Matt Wilson: drums, voice; Jack Black, Christian McBride, John Scofield, Carla Bley, Bill Frisell, Joe Lovano, Rufus Reid: voice.

Palmetto 2017-Distrijazz