El sonido del clarinete introduce una de las obras más populares de este enorme compositor y virtuoso del piano que fue Gershwin. Esa  imagen de Nueva York en blanco y negro ha quedado grabada. Uri Caine llegó para presentar Rhapsody in blue citando esa frase inicial con saxo tenor. El espectáculo que ofreció fue más allá de un concierto de jazz al uso

 

Sus heterodoxas lecturas sobre Wagner, Bach , Mozart o Beethoven, que recogemos y analizamos aquí, han planteado nuevos ángulos de apreciación estética sobre lo establecido. Cada proyecto clásico que emprende el músico parece el último, pero, en cambio, todos dan una nueva e interesante visión posmoderna y contemporánea de los clásicos. Pese a llevar tiempo haciendo uso de un mismo formato instrumental, ya desde Mahler pero sobre todo desde Bach con la incorporación de una voz blues-soul, todas sus entregas son distintas, como obliga el legado melódico tan importantes y distintas. Su más reciente entrega versa sobre Gershwin, un territorio, una vez abordado el maravilloso mundo del Tin Pan Alley en un título de 1999 injustamente olvidado, cercano a su cultura judía cosmopolita, lo que le permite entregarse de manera más intuitiva que conceptual al mundo de Rhapsody in blue y las inmortales canciones escritas por los hermanos George e Ira, algunas incluidas en su ópera sureña Porgy & Bess como la icónica Summertime.

 

Músico marcado por su condición y tradición judías, una formación clásica-contemporánea-jazzística enriquecida por estilos como el blues, el funk o los géneros klezmer y latin, sus heterodoxas lecturas han planteado nuevos ángulos de apreciación estética entre su primer y último clásico, entre Mahler y Gershwin

 

El esquema del concierto ofrecido (dentro de un Ciclo Combo Jazz que dejará huella en su larga trayectoria) es idéntico al del disco. Se inicia con un espacio en forma de suite que desarrolla distintos pasajes de Rhapsody in Blue (sin clarinete, con saxo tenor), para luego ofrecer una serie escogida de canciones populares (interpretadas a dúo como Louis Armstrong hizo con Ella Fitzgerald en Porgy & Bess), que aunque hayan alcanzado el rango de standards de jazz, Caine ha llevado a un terreno propio del musical de Broadway. Fueron But Not For Me, I Got Rhythm, I’ve Got A Crush On You (Theo Bleckmann) o la divertida lucha de pareja They Can’t Take That Away From Me se interpretan en un punto intermedio entre una lectura evolucionada de la tradición del Tin Pan Alley y su construcción contemporánea en arreglos e improvisación jazzísticos.

 

 

Para sostener e impulsar el discurso, el pianista se apoya decisivamente en su  fraseo desenvuelto y certero en trepidantes espacios aislados con el trío que completan  Mark Helias y Jim Black. También en la improvisación de los miembros del grupo, en el que destacó el solo ofrecido al tenor por Jon Irabagon (en el puesto habitual de Chris Speed) en una precisa y veloz cadencia bebop con un timbre pulcrísimo, menos brillante estuvo  Ralph Alessi, mientras que el violín de Joyce Hammann cubrió la nada fácil faceta culta de cámara y judía. En el tándem de voces,  Barbara Walker estuvo mucho más convincente y cercana en su expresión de blues que la sofisticación tecnologizada de Theo Bleckmann.

 

Pese a la belleza que siempre encierran las publicaciones de Winter & Winter, se podría decir que el trabajo en estudio parece ser de puro trámite, con espacios vacíos y lugares comunes, comparado con la energía contagiosa y la naturalidad con la que se expresa sobre el escenario este grupo que parece nuevo sin serlo. Una cita que pone a la música popular y al jazz contemporáneo en un mismo encuentro con el musical y, sobre todo, con el público de hoy.

URI CAINE ENSEMBLE GERSHWIN / RHAPSODY IN BLUE

TEATRO PRINCIPAL-PUERTO REAL (CÁDIZ-SPAIN) 21 DE MARZO.

Uri Caine | piano Theo Bleckmann | voz Barbara Walker | voz Joyce Hammann | violín Ralph Alessi | trompeta

Jon Irabagon | saxo tenor Mark Helias | contrabajo Jim Black | batería

Winter & Winter| Distrijazz

Fotos directo | Jesús Mayora Espada