Entrevistamos a Tord Gustavsen cuando estaba concluyendo su trilogía a trío. Su música resultaba engañosa. Entra con facilidad, pero eso no significa que sea frívola. Gusta, claro que sí, porque usa los ingredientes adecuados en su mezcla, un espacio renovado dentro del género balada con trabajo tímbrico y envoltorio pop. De nuevo el imprescindible Jarrett de los 70 como referente, con las citas latinoamericanas o líneas arábigas, el sentido bluesy e hímnico de los espirituales sintetizados desde del folk noruego. Esas eran sus señas de identidad entonces, más  un formato reducido en duraciones que supone una exposición concentrada y elocuente a la que sólo falta el estribillo. Con todo ello, sigue alimentando ese mensaje directo, plácido y poético que mantiene un trazo narrativo común con los tres discos anteriores. Una apuesta que va  en paralelo a las de Marcin Wasilewski o Alexi Tuomarila.

Hace bien volver al trío con este sonido de mayor interacción de conjunto y libertad de movimientos. Hay una intención extrovertida, despojada de clichés propios, de superficie, que marca diferencias desde la portada respecto a las sombrías de los tres anteriores. Posiblemente, uno de los trabajos más exuberantes de Gustavsen, adecuado para estimular su presente creativo en un formato clásico.

 

TORD GUSTAVSEN TRIO THE OTHER SIDE

Tord Gustavsen piano y electrónica, Sigur Hole contrabajo,  Jarle Vespestad batería. Grabado en el Rainbow Estudio de Oslo en enero de 2018.