No es nada habitual que un grupo de corto recorrido en este sello publique un segundo trabajo en directo. Eso sólo puede decir una cosa tratándose de una marca como ECM que cuida y vela por el prestigio de su producción en estudio: la suma de las partes en directo es mejor que en estudio. Sorprende más aún si lo comparamos con los 15 años que Marcin Wasilewski ha tardado en publicar aquí un concierto.

Resulta estimulante escribir sobre este trabajo puesto que tuve la suerte de verlo en directo. Justo 4 meses después de esta excelente grabación y registro de 2017 estuvo este trío, además cerrando su gira, en el ciclo Combo Jazz de la Universidad de Cadiz.  Hay varias cuestiones llamativas entre el concierto que yo vi y éste cuidadosamente publicado. Como directo para ser publicado en disco éste registro es el adecuado, aunque prefiera al que yo asistí, por ser más atrevido, sin líneas de interacción tan claras.

 

Uno de los guitarristas más creativos del momento, legítimo heredero de Bill Frisell, el danés Jakob Bro ha conseguido crear una expresión y arquitectura  intransferibles. Este disco en directo viene avalado, además, por dos aliados de Frisell del pasado y del presente, Joey Baron y Thomas Morgan

Frisell era y es un músico de referencia. La escucha de Bro inevitablemente me llevaba a él,y eso me creaba ciertas reticencias a la hora de apreciar un estilo parecido que usa pedales, capas superpuestas y un fraseo melódico dotado de esa suntuosa calidez melódica y extrañeza infantil teñida de nostalgia. El juego tímbrico, esas frases engarzadas en asombrosos loops, todo me llevaba a Frisell. Apoyaba, además, mi prejuicio con el hecho del trío de principios de los 90 que Frisell mantuvo con Kermit Driscoll y Joey Baron. Peor aún, Thomas Morgan, bajista favorito de Paul Motian en sus últimos años, coincidió con Frisell junto a l baterista,  y ahora le acompaña a dúo. Bastó un directo para que cambiara de opinión.

Jakob BroThomas Morgan y Joey Baron, un trío de creación incesante en directo en el que el guitarrista ofrece un tapiz de figuras y texturas animadas, con la red en continuo movimiento que lo sujeta y explica de bajo y batería

Streams, su disco anteriorpedía varias escuchas. Es un gran disco, pero de estudio. La diferencia con lo visto sobre el escenario fue mayúscula. En noviembre de 2017 este grupo había dejado atrás el repertorio de Streams y trabaja sobre éste que ahora se edita. Desde el Jazz Standard, suenan con claridad y equilibrio de voces, control absoluto de los espacios y en consonancia, dentro de una expresión tan sólida como en cierto modo conservadora.

La experiencia como público significó un nuevo concepto tecnológico y melódico de la guitarra. Bro es un maestro del discurso anticipado. Va creando miniaturas que se acumulan y expanden impulsando una pequeña historia. Mientras, Joey Baron, tocando más con las manos que con baquetas, y Thomas Morgan se dedican a dialogar entre ellos, a crear de manera incesante sin repetirse jamás, cada uno por su lado pero perfectamente unidos. Bro parece estar flotando por encima de ellos.

Por eso digo lo conservador de este disco, que no obstante tiene esta esencia. Aunque se revalorice gracias a un sonido cristalino, le delata la edición de los finales. Lo más parecido a ese concierto que recuerdo son los cortes Red Hook y Dug y la hermosa y aquí breve Evening song. Merece la pena poner un marco a nuestra memoria, esta publicación lo hace posible.

 

JAKOB BRO

Bay of rainbows

Grabado en directo en Jazz Standard N.Y. julio 2017.

ECM Records 2019-Distrijazz